El espectrorium es un viaje en dos fases a través del reino de los sentidos. Ante la dudosa rigurosidad de nuestra percepción, nos acercamos a la posibilidad de contemplar el mundo a través de otros ojos. Avanzamos a través de un sistema floral de colores sudados, una mirada animal plantea otro espectro visual y juega con la variabilidad de las escalas. La luz polarizada de los crustáceos, la ultravioleta de las abejas, o la térmica de los reptiles sirven de inspiración para poner en entredicho la veracidad con que evaluamos lo real. La luz y la sombra configura un mundo de salvajes formas que nos quiere llevar al “otro mundo” el reino de los espectros, donde en la muerte, como polillas somos atraidos por la luz.

Using Format